¿Qué hace un padre soltero durante el embarazo?

¿Qué hace un padre soltero durante el embarazo?

¿Se puede hacer algo durante el embarazo siendo un padre soltero?

Lo primero que hice fue buscar información. Soy un tipo curioso al que le gusta tener toda la info clara y a la mano, así que fui directo a la biblioteca por un par de libros que puedan guiarme.

Bueno, y aunque mi historia fue muy particular, mi decisión de ser un padre involucrado y presente generaba momentos maravillosos para mí y algunos no tan fáciles con su madre (recuerden que no estamos juntos).

Pero desde la primera cita con el ginecólogo, el primer eco, y la primera vez que escuché sus latidos, la emoción que invadía mi pecho era la mezcla entre el orgullo y el amor más grande que había sentido nunca.

Y realmente lo único que pensaba siempre era que todo iba a salir bien porque yo iba a hacer que todo salga bien. Y que iba a re-construirme mental y emocionalmente para ser el mejor papá del mundo para mi hijo. (Y esto amerita un blog entero!!!)

Seguramente han escuchado a muchos hombres decirlo, a algunos intentarlo y a muy pocos lograrlo; pero yo estaba decidido a hacer y deshacer todo lo que esté en mis manos para garantizar que mi vínculo con mi hijo sea fuerte, sano y trascendente.

Esto implicaba vivir muchos momentos, conversaciones y decisiones durante el embarazo en donde su madre y yo debíamos llegar a acuerdos y sobre todo comunicarnos. Y esto fue muy difícil.

Y si en una pareja/matrimonio existen issues de comunicación, se imaginan como era nuestra situación: una relación amorosa fallida, un embarazo no planeado, dos formas de pensar muy contradictorias y mucho rencor no resuelto. ERA UNA BOMBA ATÓMICA armada y lista para explotar cada 3 horas.

Pero lo más importante era poder estar cerca a mi hijo que venía en el vientre de su madre (bueno en ese momento no sabíamos si era niño o niña).

Poder hablarle, cantarle, que sienta mi presencia así no duerma con él en las noches. Que sepa que papá esta aquí. Qué sienta el amor que tenía para darle así su madre y yo no estemos juntos. Que no se sienta culpable por nada de lo que pasaba a su alrededor.

Esa parte era la más importante en ese momento. Y realmente es la única que debe importar durante la crianza de un hijo.

Y esta postura mía hacía que durante muchos momentos tolere insultos, reclamos, reproches y muchos problemas relacionados al rencor no resueltos y a los problemas no conversados.

Así que, esto va para todos los padres que prefieren alejarse durante el embarazo por no pelear con la madre de su hijo: es el peor error que pueden cometer en la crianza de un hijo o hija.

El vínculo es lo más importante

El vínculo se crea desde el primer momento que se genera la concepción. Y no quiero entrar en el ámbito científico/moral/religioso de cuándo un feto se considera vida. Para mí la idea de que en su vientre estaba formándose un pequeño ser mitad papá y mitad mamá era lo único que importaba. Y así deba soportar a la familia, los amigos, los conocidos y hasta desconocidos que juzgan y critican, pues mi rol como padre era proteger el vínculo que yo tenía con mi hijo, incluso desde el vientre.

Entonces, para los padres que tienen la oportunidad de participar del embarazo no duden en hacerlo. Vayan a todos los ecos que puedan, no se los pierdan. Sean comprensivos y cercanos con la madre de su hij@. Eviten discutir porque vuela el mosco. ¡Aporten y construyan!

Y para quienes no tienen la oportunidad de estar cerca porque la situación no lo amerita, porque la relación con su madre es demasiado complicada, porque viven en otro país o cualquier que fuera este el motivo, busquen las maneras de conectar con su hij@, escriban cartas así sea para leérselas luego, graben audios o videos para compartirlos con ellos cuando crezcan. No dejen de lado lo que sienten mientras su pequeñ@ viene en camino.