Listo para entrar al quirófano ahí me encontraba yo. Esperando para ver a mi hijo dar sus primeros gritos al mundo.